¿Quieres conocer mi historia de reinvención profesional y las mujeres que hay detrás?

Soy una persona muy poco reivindicativa, por eso hoy, día Internacional de la Mujer, prefiero agradecer a las mujeres que, de una manera u otra, se han cruzado en mi camino y me han inspirado en mi transformación personal y profesional. Todas ellas son mujeres emprendedoras, apasionadas, fuertes, con capacidad para contagiar su ilusión y, con su gran talento y gran trabajo, me han ayudado a llegar al punto en el que me encuentro hoy. Así que a todas las mujeres que iré mencionando: ¡GRACIAS! 

Porque sí, porque hoy puedo decir muy feliz que soy Profesora de Yoga y Coach de Salud y que mi proyecto BeYogi&Healthy with Mónica ha nacido para ayudar a las mujeres como tú, súper ocupadas, a desarrollar la conciencia y el autoconocimiento, para que sea capaz de tomar las decisiones más saludables, no sólo en el ámbito de la alimentación, sino en todos los aspectos de tu vida. ¿Quieres conocer mi historia y las grandes mujeres que forman parte de ella?

Mi historia de transformación comienza hace 14 años, cuando estaba embarazada de mi primera hija y, todavía no sé por qué, decidí apuntarme a Yoga. He intentado recordar qué motivo me llevó a ello, y no soy capaz de averiguarlo. Sólo sé que siempre he sido muy activa y no me apetecía pasarme todo el embarazo sin hacer deporte, así que quizás alguien me habló del Yoga o no sé, ya os digo que no lo recuerdo. Pero lo que sí recuerdo es la sensación tan maravillosa que vivía cada vez que asistía a las clases de Isabel Cervantes de la escuela de Yoga Kayvalia… De hecho, durante el embarazo de mi segunda hija, volví a repetir la experiencia. Y luego, con dos niñas con dos años de diferencia, de repente todo el tiempo se esfumó y la práctica de yoga desapareció…

El tiempo fue pasando y cuando mi hija mayor tenía unos 5 años, tenía día y hora asignado en el quirófano para operarle de drenajes en los oídos. Pero algo dentro de mí me decía que no había necesidad de operarla… Gracias a una gran amiga mía (ella ya sabe quién es 😉) fuimos a visitar a otro tipo de especialista que me habló, por primera vez en mi vida, de la relación entre alimentos y enfermedades. Estuvimos unos meses sin comer lácteos, ni gluten, introduciendo harinas integrales, pasta integral… ¡y funcionó!… Ese fue un primer momento “Aha”, pero por entonces todavía era todo muy confuso, me costaba mucho decidir qué comer, qué cenar…

Esta gran amiga mía me recomendó un buen día un libro: “Siéntete radiante” de Pilar Benítez y tras leerlo, me convencí de que otra forma de alimentarse más consciente, más nutritiva, más energética, era posible. Así que corrí a buscar por Internet cursos de alimentación energética y así fue como encontré a Montse Bradford. Su curso teórico-práctico de Alimentación Energética me dio el empujón para introducir cambios sustanciales en los desayunos, comidas y cenas de mi familia. De esta manera la despensa de casa fue progresivamente cambiando hacia bebidas vegetales, cereales integrales, legumbres, verduras y frutas ecológicas, endulzantes naturales, algas marinas…

Creo en la cita “food actually changes everything” (la comida realmente cambia todo) ya que en mi caso, el estar alimentada cada vez más con comida de verdad, ecológica, eliminando los aditivos, conservantes, colorantes químicos, refinados, procesados, etc, de alguna forma observaba una mayor claridad mental, como si supiera mejor qué es lo que quería y qué no. Y de esta manera fue como me di cuenta de que el trabajo que llevaba 15 años realizando no era lo que quería seguir haciendo el resto de mi vida.

Mi gran amiga y yo manteníamos charlas muy enriquecedoras en la cantina de la oficina, y sabiendo ella que yo quería cambiar de trabajo, pero no sabía hacia dónde ir, me informó de un curso sobre Autoestima y Liderazgo Personal de Hermínia Gomà del Institut Gomà. ¡Qué gran acierto! Tuve que llevar la atención hacia dentro hasta conocerme a fondo y escribir mucho sobre mí. Me encantó seguir ese curso de la mano de Hermínia.

Y en pleno proceso de recuperar mi autoestima y liderar mi vida profesional, llegó mi segundo momento “Aha” por casualidad (en el fondo no creo en la casualidad sino en la causalidad). Mi marido me había regalado una estancia en una masía por mi 40 cumpleaños y justo el fin de semana que íbamos a disfrutar del regalo, la yogui Xuan Lan impartía un retiro allí. Así que nos apuntamos a sus clases de yoga. Y fue durante el savasana (relax final) de una de sus clases que, como si de una iluminación se tratara, supe que lo que quería hacer era ser profesora de yoga. Tuve la sensación de que el yoga había estado dentro de mí desde que lo había descubierto en el embarazo de mi primera hija, y que surgía ahora que era el momento adecuado para dedicarme a ello. Lo había guardado dentro de mí como una semilla y ahora esa semilla empezaba a germinar…

Así que, a la vuelta de la escapada, corrí a Internet para buscar cursos de formación de profesores de Yoga y entonces Mayte Criado, directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga de Madrid, entró en  mi vida. Me cautivó desde el minuto 1… ¡Cuánta sabiduría y qué buena es enseñando!

Mientras realizaba la formación de yoga, decidí abrir mi cuenta en Instagram y poner el primer pie en las temidas redes sociales. Para mí fue como una ventanita que me permitió conocer a mujeres increíbles, como por ejemplo Elka Mocker. Me inspiraba tanto que compré varios de sus e-books y así supe que, entre otras cosas, era Coach de Salud y se había formado en IIN (Institute for Integrative Nutrition) de New York. ¡Wow! Ahora lo veía más claro, sería Profesora de Yoga y Coach de Salud, me pareció una combinación muy buena.

Y tras dos años de formación intensa, trabajos, exámenes, desplazamientos a Madrid, horas y horas de videos en inglés, conseguí certificarme con 400h como Profesora de yoga y graduarme como Coach de Salud. ¡Súper bien! Pero y ahora qué… Pues entonces pasó que el Universo me regaló conocer a dos mujeres más, Mariona y Èrica, a las que les doy gracias infinitas por haberme dado la oportunidad de empezar a dar clases de Yoga.

Y esta es mi historia. ¿Qué te ha parecido?  ¿Qué mujeres te inspiran a ti? ¿Tú también sientes la necesidad de cambiar aspectos de tu vida? Si quieres ser tu mejor versión y vivir la vida maravillosa que te mereces, ¿sabes qué? Que el mejor momento para dar ese paso que no te atreves a dar es… ¡AHORA MISMO! Y si quieres, yo te acompaño en ese camino que ahora mismo visualizas muy difuso. Escríbeme un mail, déjame un comentario, lo que te apetezca, pero actúa. Esa vida que sueñas te está esperando.

Mónica

 

2 Comments
  • Isabel Cervantes Talavera
    Posted at 15:04h, 08 marzo Responder

    Mónica! Que alegría saber de ti …muchísimas felicidades!!!! 🙏💜 Ha sido un regalo leerte. Gracias 🙏 un abrazo inmenso.

    • admin
      Posted at 16:52h, 08 marzo Responder

      Gracias a ti, Isabel, por haber leído mi post, y por haber plantado el Yoga en forma de semilla en mi ser. 🙏

Post A Comment

X