¡Bienvenido Marzo! ¿Implementamos 2 hábitos saludables nuevos?

¡Ya estás aquí Marzo! Qué ganas tenía de que llegaras… ¿que por qué? Porque Marzo nos trae la primavera y el cambio de hora,  y eso significa temperaturas más agradables y días más largos… 😀

Marzo también es el mes en el que la Academia de Nutrición y Dietética estadounidense celebra el mes nacional de la Nutrición para animarnos a seguir una alimentación saludable.

Y otro tema típico del mes de Marzo es el de comenzar con la “operación biquini” porque, según los expertos, el tiempo mínimo que necesitas para tener éxito con tu plan integral de entrenamiento y alimentación saludable es de 12 semanas.  ¿Y sabes qué? ¡¡Que sólo quedan 14 semanas para el verano!!

Así que, si por alguna razón, has abusado estos meses atrás de sofá y comida, te encuentras en el mes ideal para cambiar esos hábitos por otros mucho más saludables. ¿Empezamos implementando dos hábitos saludables nuevos?

  1. Diseña un ritual para las mañanas que nutra tu mente, tu cuerpo y tu espíritu: Un ritual matutino debe ser un espacio de tiempo sagrado para empoderarte a afrontar el día con intención, claridad y vitalidad. Estaréis conmigo que no es lo mismo levantarse apurada de tiempo, vestirse corriendo y salir por la puerta sin ni siquiera desayunar, que levantarte con el tiempo suficiente para, por ejemplo, realizar unos estiramientos, quizás meditar unos minutos, ducharse con plena atención en el agua caliente, desayunar algo nutritivo,… Seguro que la manera como afrontas el día va a ser totalmente diferente si comienzas el día de una manera o de otra. Personaliza tu propia rutina, no te limites a copiar la de otra persona porque cada una de nosotras es única y no existe un plan que funcione para todo el mundo.

 

  1. Desayuna en casa: Después de dormir hemos ayunado unas horas (espero que entre 7-8 horas) y, por tanto, el “des-ayuno” es algo importante. Tras esas horas de ayuno es importante nutrirse de nuevo para poder rendir al máximo durante las largas horas de la mañana. ¿A caso tu coche funciona sin gasolina? ¿Cómo pretendes que tu mente y tu cuerpo rindan al 100% sin nutrientes? Para no desayunar en casa tenemos un montón de excusas como: “No tengo tiempo”, “no tengo hambre”, “tengo demasiado sueño”… Monse Bradford dice al respecto: El secreto de un desayuno con éxito es una cena temprana.”  Al igual que el ritual matutino debe ser el que más resuene contigo, el desayuno también debe ser el que mejor te siente. Y es probable que en cada estación del año te apetezca un tipo de desayuno u otro. Para aprender a escuchar las necesidades de tu cuerpo y a conectar con él, ¡te propongo un experimento!
    • Prueba un desayuno diferente cada mañana durante una semana.
    • Anota en una libreta qué has desayunado,  cómo te has sentido justo después de desayunar, y cómo te has sentido al cabo de 2 horas.
    • Ejemplos de desayuno probando alimentos muy diferentes cada día:
      • Día 1: Huevos revueltos
      • Día 2: Tofu revuelto
      • Día 3: Crema de avena
      • Día 4: Cereales procesados (corn flakes)
      • Día 5: Café y magdalena
      • Día 6: Fruta fresca
      • Día 7: Verduras frescas (en smoothie por ejemplo)

Escuchando a tu cuerpo, descubriendo y entendiendo lo que tu cuerpo necesita, y cuándo lo necesita, descubrirás lo que es mejor para ti.

¿Qué otro hábito saludable vas a implementar tú este mes? ¿Alguna vez has probado una dieta que no te resultara? ¿Cómo lo supiste? Me encantará leer tu experiencia. Coméntala más abajo.

Mónica

No Comments

Post A Comment

X