¿Necesitas un cambio profesional?

¿Eres de l@s que cuando suena el despertador saltas de la cama feliz y content@, deseando llegar a tu lugar de trabajo para ponerte manos a la obra con las tareas del día? Si es así, toma conciencia de que eso es maravilloso y siéntete orgullos@ por ello.

Pero desafortunadamente, no a todo el mundo le pasa… Te presento una serie de preguntas que pueden servirte de pistas para darte cuenta de si es hora o no de realizar un cambio profesional.

  • ¿Te sientes alineado con los valores y la misión de la empresa para la que trabajas?
  • ¿Realizas tu trabajo enfocado y con motivación?
  • ¿Tienes tiempo para tu vida personal (hobbies, familia, amistades…)?
  • ¿Disfrutas los Domingos aunque al día siguiente sea Lunes y tengas que volver al trabajo?
  • ¿Te diviertes en el trabajo?

* Y la más importante, de Steve Jobs: “Si hoy fuera el último día de tu vida, ¿querrías hacer lo que vas a hacer hoy?”

Si tus respuestas al cuestionario son mayoritariamente NO, es evidente que necesitas cambiar algo, o esa insatisfacción acabará por afectar a tu salud de un modo u otro.

Pero antes de que decidas cambiar de departamento en la empresa, o cambiar de compañía o incluso re-orientarte profesionalmente, es importante que dediques un tiempo a reflexionar sobre dos temas que te expongo a continuación.

1. Averiguar qué es lo que no te gusta de lo que actualmente realizas.  ¿Es tu jefe, es la incompatibilidad familia-trabajo, tus tareas no están alineadas con tus fortalezas, te sientes infravalorad@,…?

Si realizas un cambio de trabajo sin más, la novedad, el interés y el entusiasmo iniciales se traducen en resultados y parece que ha funcionado ese cambio. Pero al poco tiempo es posible que observes que vuelve a aflorar el sentimiento de insatisfacción, porque no has resuelto el problema de raíz.

2. Determinar muy claramente cuál es tu objetivo profesional, es decir, definir quién eres, qué es importante para ti y cuál es tu visión de carrera. Te invito a que reflexiones sobre ello con el siguiente cuestionario:

  • ¿ Cuáles son tus intereses, con qué disfrutas?
  • ¿ Cuáles son tus talentos innatos?
  • ¿ Cuáles son tus habilidades desarrolladas?
  • ¿Cuáles son tus valores y prioridades en la vida?
  • ¿ Cómo definirías tu trabajo ideal?
  • Y una especial que habitualmente ya no recordamos: ¿Qué es lo que más te hacía disfrutar cuando eras niñ@?

Llegados a este punto, quizás estás pensando: “ Sí, sí, todo esto está muy bien, pero ¿y si no puedo plantearme un cambio de trabajo por la razón X?”

Entonces te sugiero empezar a amar lo que estás haciendo. Porque, ¿sabes una cosa? El éxito real está vinculado a la manera de vernos a nosotros mismos. En otras palabras, el éxito está en la autoestima. Así lo afirma Hermínia Gomà en su artículo “La autoestima como potenciadora del éxito laboral”: “Cuando hay autoestima, no hacemos las cosas por obtener recompensas externas, las hacemos por placer, por una motivación intrínseca (sale de nosotros).  Cuando nos sentimos seguros con nosotros mismos es más fácil encontrar alternativas de solución, aumenta la motivación intrínseca y la pasión con la que llevamos a cabo nuestras actividades. Y la pasión es una de las estrategias más importantes para poder innovar.”

“La pasión por resolver problemas es lo que crea el potencial para obtener resultados extraordinarios.” Gary Hamel

“Alegrar la mente es una de las claves más esenciales del trabajo creativo. Sin alegría, sin optimismo, no hay fuerza creativa”. Franc Ponti

Y Hermínia prosigue diciendo: “Tener una actitud mental positiva es algo que cada persona escoge y decide por sí misma. Todos tenemos la capacidad de girar la balanza a nuestro favor mediante un cambio de actitudes. Somos responsables de nuestro destino en la medida en que somos responsables de nuestras actitudes y nuestras decisiones.”

“Si de noche lloras por el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas”. Rabindranath Tagore

Y tú, ¿tienes alguna experiencia en cambiar de trabajo, o en buscar nuevas oportunidades para alinearte con tus pasiones? Me encantará leer tu historia.

Mónica

No Comments

Post A Comment

X