Christmas is coming

Madre mía, ya estamos a mitad de Diciembre y eso significa que en 10 días es Navidad!!!

¿Cómo lleváis los preparativos de regalos, comidas, eventos de empresa, etc, etc? 

En esta época del año se supone que te sientes agradecido, optimista, feliz… pero muchas veces ocurre todo lo contrario, que estás estresado por las compras, malhumorado por la casa a la que te toca ir, triste por la falta de algún ser querido…

Y cuando esto pasa, crees que las Navidades no son más que una época del año en la que consumes, gastas y comes más de la cuenta… ¡Socorro, quisiera irme de viaje y volver cuando esta locura haya pasado!

Pero las Navidades van a seguir existiendo, así que mejor que cambies tú tu manera de afrontar esta época del año e intentes disfrutarla. A continuación te propongo algunos consejos:

En mi opinión, la compra de regalos y de comida no deberían ser la mayor preocupación de estos días, y te explico por qué lo siento así. Si pensamos en cuando nuestros padres eran pequeños, la Navidad era una fiesta que todo el mundo ansiaba porque podías comer algo que normalmente no comías, y porque quizás recibirías algún regalo. Entonces la comida y el regalo era algo muy valioso. Pero hoy en día nadie espera a Navidad para comer pavo, o canelones, o marisco, o  chocolate, o lo que sea… ni espera a Navidad para que le regalen algo que necesita. Por lo tanto, la comida o el regalo no tienen tanto valor porque no es algo que lleves esperando un año.

Para solventar el tema de los regalos, o bien los suprimes (al menos entre los adultos) o bien haces el amigo invisible entre tus amigos y familiares para tener que comprar sólo 1 regalo por grupo. Pero ya que sólo es un regalo por grupo, esfuérzate en regalar des del corazón, pensando en lo que le hace feliz a esa persona de verdad. Y atención, los niños tampoco necesitan recibir toneladas de regalos en la casa de cada familiar y amigo. Puedes acordar que sólo en casa de unos tíos llegue algo, o bien que sólo en casa de los abuelos llegue algo, la mejor fórmula que funcione en tu caso, pero sin saturar a los niños porque tampoco les beneficia en nada la cantidad de juguetes que reciben en estas fechas.

Respecto a la comida y el menú, si te toca ser anfitriona en algunos de los días señalados, yo recomiendo esforzarte en la decoración de la mesa y de los platos a servir, en ofrecer de corazón y no tanto en cocinar durante horas un menú espectacular y carísimo. Dar más importancia al hecho de que la familia/amigos van a reunirse físicamente, porque seamos sinceros, hoy en día hay mucho contacto virtual, pero muy poco contacto real, cara a cara, así que aprovecha la Navidad para estar de verdad con tus seres queridos. Y para ello, mejor que la comida no sea pesada, hiper abundante, con muchos dulces y azúcar… Lo único que conseguiremos así es que nuestros invitados se sientan fatigados, con dificultad para pensar, hinchados, con la sensación de estar engordando y todo esto no ayuda a tener conversaciones interesantes o para pasar una velada de risas y buen humor.

Y si por desgracia en tus reuniones familiares falta algún ser querido, no te quedes en el pasado recordando a esa persona, vive el presente con los que sí están, y siéntete agradecida por tenerlos.

Si no eres anfitriona, sino que te toca ir de casa en casa comiendo, y sientes que vas a estallar con las opciones que te ofrecen tus familiares, pues te recomiendo que lleves algo tú para compartir que a ti te guste y te siente bien.

Por otro lado, la mayoría de nosotros tenemos algún día de vacaciones todavía guardado para disfrutarlo en esta época del año, así que aprovecha para realizar actividades que te nutran, que te hagan sentir feliz. Camina al aire libre, ves a un spa o a que te hagan un masaje, lee ese libro que nunca tienes tiempo de leer, aprende a cocinar una receta nueva, baila, canta,… ¡siéntete vivo y feliz!

Y sobre todo, muévete en estas fechas. Practica yoga en casa, sal a correr, a jugar con tus hijos o sobrinos, lo que sea, pero no te pases todas las fiestas sentado a la mesa comiendo o sentado frente a la televisión o el ordenador.

Espero que estos consejos te ayuden a disfrutar de una Navidad más Healthy.

¡Felices Fiestas!

Mónica

No Comments

Post A Comment

X